Me acuerdo de mi abuelo cortando el queso y pinchando los trozos que cortaba con el cuchillo de queso… Me han venido unos recuerdos fantásticos de algo tan cotidiano como un cuchillo 🙂

Responder