Saltar al contenido
Todo-Cuchillos.com

Chairas

¿Necesitas comprar una chaira y no sabes por dónde empezar? Como especialistas en cuchillos y en utensilios relacionados con los cuchillos, a continuación te vamos a ayudar a entender todo lo relacionado con las chairas (qué son, cómo usarlas, tipos, marcas, mejores chairas, etc.) con el fin de que salgas de aquí convertido en todo un experto en chairas.

A lo largo de nuestro ameno recorrido, te iremos mostrando diferentes modelos de chairas a la venta en Amazon, así es que, si eres de los que apuestan por el orden, puedes tomarte también lo que sigue como una guía para comprar una chaira en Amazon sin perderse entre miles de opciones.

Empecemos por el principio.

¿Para qué sirve una chaira?

Aunque las incluyamos en la sección de afiladores de cuchillos de nuestro portal “Todo-Cuchillos.com”, lo cierto es que las chairas no persiguen el afilado como objetivo principal, sino que se produce, en caso de tener lugar éste, de forma secundaria y a veces involuntaria.

¿Sorprendido? Puede ser, ya que mucha gente es de tu misma opinión, y han vivido siempre convencidos de que las chairas servían para afilar los cuchillos, pero un experto cuchillero, y por supuesto, un afilador de cuchillos, o cualquiera que trabaje a diario con cuchillos como herramienta básica, sabe que esto no es exactamente así.

Una chaira sirve principalmente para alinear el filo del cuchillo, o para amolar los filos. O lo que es lo mismo, para recuperar su forma, eliminar dentelladas y hacer una recuperación en grueso.

Peor todos sabemos que las chairas cerámicas y de diamante, y en menor medida también las chairas de acero, además de servir para corregir o asentar los filos de los cuchillos, tienen la capacidad de afilar los cuchillos debido a su gran dureza.

Pero si queremos afilar cuchillos, lo que debemos usar son piedras de afilar. Más abajo insistiremos de nuevo sobre este tema.

Tipos de chairas

Como ya habrás podido comprobar, existen muchos tipos de chairas, algo que está justificado en la existencia, a su vez, de muchos tipos de cuchillos.

Y es que, en función del tamaño y del material del filo de un cuchillo, debemos emplear chairas de diferentes forma, tamaño, material, y poder de abrasión.

Pues bien, esos son precisamente los cuatro aspectos que hay que valorar a la hora de distinguir tipos de chairas:

  • El tamaño. Se recomienda siempre que las chairas sean unos 5 centímetros más largas que el cuchillo que vayamos a afilar, así es que en este aspecto debes tenerlo claro a la hora de elegir. Si quieres abarcar con una sola chaira un conjunto grande de cuchillos, deberás comprar una chaira que vaya sobrada en tamaño, para no quedarte nunca corto.
  • La forma. Por lo general, en el mercado nos vamos a encontrar con chairas de corte redondo u oval, aunque también existen chairas planas. Si vas a usar una chaira por primera vez, las de corte redondo son las más recomendables.
  • El material. Todo depende del cuchillo que se quiera trabajar. Si queremos amolar cuchillos de acero inoxidable convencionales, nos va a valer con una chaira de acero convencional, a sabiendas de que el afilado a medio y largo plazo nos lo proporcionará una piedra o afilador de cuchillos específico. Pero si queremos trabajar cuchillos de de acero VG10 o SG2, que son materiales de una extrema dureza, se recomienda usar chairas muy resistentes, de diamante o cerámica.
  • El poder de abrasión. Ya hemos dicho que las chairas más potentes en cuanto a la abrasión sobre el metal son las de diamante y cerámica, en ese orden, pero dependiendo del grosor del grano, en el caso de las chairas de acero, nos vamos a encontrar también con un mayor poder de actuación.

Chairas redondas

Las más trabajadas en el mercado son las chairas de corte redondo, que como imaginarás, están compuestas de un mango, una vara forma cilíndrica alargada, y un escudo separando ambas partes. Como si fuera una espada tipo sable.

Las chairas redondas son las que más presencia tienen en tiendas, y también son las más recomendables para empezar.

Chairas planas

Son chairas destinadas a conseguir un mayor poder de afilado con cada pasada, aunque esto también va a depender (como hemos dicho ya) del material y del grano de la chaira.

Por lo general, las chairas planas son empleadas por profesionales del afilado o del corte, y menos en el ámbito doméstico.

Chairas de acero

Nos centramos ahora en los tipos de chairas según materiales, y nos finamos en primer lugar en las de acero, que como hemos dicho, son las menos duras, las menos indicadas para afilar, pero también las más recomendadas para principiantes o para uso doméstico.

Las chairas de acero con un grano medio, tienen un poder abrasivo de un 10% con respecto a una piedra, más o menos.

No obstante, la durabilidad de las chairas de acero estriado es superior a la media, y también son las chairas más baratas, de ahí que sean las más habituales para uso doméstico.

Chairas cerámicas

Vamos de menos a más, y en el caso de las chairas cerámicas nos encontramos con un poder de abrasión de un 50% más o menos. En el contacto con el metal, por el tacto y el sonido, nos recuerdan a la piedra, pero no es lo mismo.

Las de cerámica son, seguramente, las chairas más duraderas en lo que respecta al uso, a la hora de actuar sobre los cuchillos; sin embargo, están expuestas a romperse con relativa facilidad en caso de caer al suelo o golpearse.

Hay que decir que muchos se refieren a ellas como chairas de piedra, si bien la cerámica se diferencia de la piedra de afilado por la lisura de su superficie, frente al mayor o menor grado de porosidad de las piedras de afilado.

Chairas de diamante

Por último en lo que a los materiales se refiere (aunque podríamos hablar también de las chairas de titanio), las de diamante son las que mejor trabajan, junto con las de titanio, comiéndose el metal en un 80% aproximadamente.

Si lo que queremos es afilar un cuchillo con una chaira como recurso de urgencia (mientras trabajamos con cuchillos en cualquier ámbito: cocina, pescadería, carnicería, etc.), lo ideal sería tener tres chairas de las tres durezas posibles, para pasar los cuchillos por las tres en orden de más a menos poder abrasivo: la de diamante, la cerámica, y la de acero.

Y si entre el diamante y la cerámica metemos una chaira de titanio, mejor que mejor, pero esto no es ni mucho menos necesario. Sería un ideal, pero poco práctico, teniendo en cuenta que las chairas se usan sobre todo para ajustes de afilado rápidos.

Chairas profesionales

Por materiales, construcción, diseño, etc.; existe una gran diferencia entre una chaira doméstica, destinada a ser usada de forma casual, y una chaira profesional cuyo uso vaya a ser recurrente, y de la que esperemos un resultado asegurado sin lugar a dudas.

Por marca, las de Dick de las que hablaremos más abajo resultan excepcionales, pero las que acabamos de ver entrarían todas ellas en el concepto de chaira profesional para uso profesional: carniceros, pescaderos, charcuteros, cortadores de jamón, afiladores de cuchillos, etc.

Las mejores chairas Amazon

Las que hemos mostrado en el apartado de profesionales ya son lo suficientemente buenas como para cumplir con las expectativas de los más exigentes, pero a continuación vamos a mostrarte una representación de los catálogos de dos de las mejores marcas de chairas.

Chairas Dick

La chairas Dick, de la compañía Dick Knives (especializada en cuchillos, limas, y herramientas de corte especiales), están entre las más demandadas por los profesionales. Son alemanas, tienen una construcción impecable, son robustas, duraderas, seguras, etc.; aunque evidentemente, existen modelos de todos los materiales con características diferentes.

Los mangos de madera con la anilla de sujeción en el extremo, de corte clásico, son característicos en las mejores chairas Dick. Además, como ves, tenemos varias opciones estéticas en lo que se refiere al color del mango de algunas de las chairas Dick.

Chairas Arcos

Por su parte, Arcos es la marca más demandada en España a nivel doméstico por quienes buscan un juego de cuchillos con la mejor relación calidad precio, o cualquier complemento para éstos.

Pero, más allá del hecho de que las chairas Arcos sean demandadas de forma recurrente por quienes ya fidelizan con la marca por su experiencia previa,

Evidentemente, los precios son dispares dependiendo del material y del tamaño. Si quieres ir de seguro, apuesta por una chaira Arcos de diamante de 30 centímetros.

Como ves, con muchos cuchilos Arcos, sobre todo con los jamoneros, es muy habitual encontrarse con una chaira como complemento.

-47%
Arcos Maitre - Set cuchillo jamonero y chaira (2pzas)
  • Mango: Nylon con Fibra de Vidrio
  • Hoja: Acero Inoxidable NITRUM
  • Presentación: Estuche

¿Chaira o piedra?

Como hemos querido dejar claro desde el inicio, las chairas y las piedras tienen cometidos diferentes, aunque también es cierto que se podría decir que son complementarios.

Por eso, si lo que queremos es afilar nuestros cuchillos de forma seria, con un afán de durabilidad amplio, y sin ningún género de dudas, entre ambos recursos optaríamos siempre por una piedra de afilar cuchillos.

Pero afilar cuchillos no es sólo cosa de piedras, y dada la necesidad la duda se centraría en el empleo de éstas o de cualquiera de los utensilios para afilar cuchillos más empleados.

Pero si lo que queremos es realizar un afilado rápido en pocos movimientos, al estilo que le hemos visto actuar a nuestro carnicero o pescadero, en ese caso tiene sentido equiparse de una o de un juego de chairas diferentes, de intensidad variable.

Cómo usar una chaira

Sólo si vas a usar una chaira por primera vez te estarás preguntando lo que reza en este epígrafe, así es que nos vamos a esforzar en mostrártelo de la manera más obvia, elemental.

Para ello, lo primero que te recomendamos es ver este vídeo (la explicación sobre cómo usar la chaira empieza más o menos a la mitad, pero todo él resulta interesante):

Como ves, lo recomendable a la hora de usar chairas con poca experiencia es optar por apoyar la punta en una base estable. Principalmente, una tabla de madera.

El escudo de la chaira es la protección que separa la hoja de la chaira del mango, y nunca debemos colocar un dedo por encima de éste. Siempre debemos cerrar el puño en el mango, sin sobrepasarlo, para no comprometer la seguridad de nuestros dedos.

Otra recomendación importante es usar siempre la chaira para enderezar y afilar cuchillos sin que haya nadie cerca de nosotros, o a nuestro alrededor. Sobre todo, si se trata de niños.

Partiendo de estas tres premisas, el uso de la chaira se reduce a deslizar el cuchillo desde el talón hasta la punta con una inclinación del filo con respecto a la chaira que no debe sobrepasar los 20º.

Después de iniciarse efectuando movimientos lentos y muy seguros, poco a poco iremos adquiriendo destreza y una velocidad cada vez mayor.

NOTA: Toda la información de productos en Amazon se actualiza diariamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies