Todo, menos pasarse el cuchillo por un dedo para comprobarlo… No, en serio… es evidente, no? Si corta, es que está afilado, y si no, pues hay que afilarlos. Por cierto, el truco de intentar cortar un folio es muy apropiado…

Responder