11 Saltar al contenido
Todo-Cuchillos.com

Cómo afilar brocas en casa

El taladro es una de las herramientas más utilizadas a la hora de hacer «chapuzas» en casa. Colgar un cuadro, poner unos apliques, instalar un toallero en el baño o fijar una estantería a la pared son solo algunos ejemplos de las distintas tareas que nos requieren el uso de nuestro incansable taladro. Sin embargo, poco o nada de esto podremos hacer, si las brocas están romas o rotas… Por eso, hoy vamos a aprender cómo afilar una broca de forma sencilla.

Seguro que a muchos usuarios este artículo les pilla por sorpresa, pues existe la errónea creencia de que, cuando una broca se deteriora, hay que tirarla y comprar una nueva. Pero nada más lejos de la realidad. Quien quiera puede hacerlo, claro, pero será un gasto innecesario de dinero, pues la solución más práctica y económica será aprender cómo se afilan las brocas del taladro.

Consejos para afilar brocas

¿Qué necesito saber para afilar las brocas del taladro? Si nunca hemos llevado a cabo este proceso, es conveniente que conozcamos algunas cuestiones básicas antes de tratar de devolverles el filo a las brocas gastadas por nuestra cuenta, ¿no te parece? Ahí van algunos datos que es necesario saber con antelación para poder llevar a cabo la operación de afilado de la mejor forma posible y con las mayores garantías:

  • ¿Se puede afilar cualquier tipo de broca? La inmensa mayoría de ellas sí. Solo algunas excepciones, como brocas con defectos más serios (partidas, dobladas, etc.), nos impedirán que les devolvamos el filo original.
  • ¿Por qué hay que afilar las brocas? Se trata de un proceso muy necesario si queremos que las operaciones con nuestro taladro sean precisas. Las brocas con la punta roma o desgastada tendrán más dificultades para penetrar en la pared o en la superficie que vayamos a taladrar, incrementando notablemente el riesgo de dañar dicha superficie o impidiéndonos llevar a cabo la operación.
  • ¿Cuáles son las ventajas de tener las brocas afiladas? La primera y fundamental será la de poder realizar las operaciones con el taladro de manera mucho más eficaz y con mejores acabados. La segunda gran ventaja es la de conseguir que las brocas nos duren mucho más tiempo, y así evitar gastar dinero tontamente en la adquisición de nuevas brocas.
  • ¿Qué es lo más importante para afilar una broca con éxito? Probablemente, la respuesta sea el ángulo. Los expertos aseguran que el ángulo de la punta de la broca debe ser de 118º, y que cada cara de la punta de la broca debe inclinarse unos 12º hacia abajo.
  • ¿Cuáles son los mejores métodos para afilar brocas? Los más extendidos son dos, el que se hace mediante una filador y el que se lleva a cabo de forma manual. A continuación conoceremos un poco más de ambas metodologías.

Afilar brocas con un afilador de brocas

Si no queremos complicarnos mucho la vida, afilar las brocas gastadas con un afilador de brocas será la opción más cómoda y práctica. Ya que se trata de aparatos que han sido diseñados expresamente para cumplir con dicha función, de tal modo que el usario no tenga que hacer esfuerzo alguno.

Leer  Cómo pulir un cuchillo

En el mercado, podemos encontrar dos tipos de afiladores para brocas: los eléctricos y los manuales. Como podremos imaginar de antemano, los primeros serán más sencillos de utilizar pero más caros, mientras que los segundos requerirán algo más de trabajo pero serán más económicos.

Comprar afilador de brocas eléctrico

Estos aparatos son los más sencillos de utilizar y con los que obtendremos los mejores resultados. ¿Qué cómo funciona una afilador de brocas eléctrico? Bastará con conectar el afilador a la red eléctrica, introducir la broca que queramos reparar y, en cuestión de segundos y sin esfuerzos, tendremos nuestra vieja broca como nueva y lista para seguir usándola durante mucho tiempo más.

Evidentemente, y como ya anticipábamos un poco más arriba, estos aparatos tienen el inconveniente de su precio (que puede rondar los 50 euros en los modelos de gama media), por lo que solo serían recomendables para aquellos usuarios que, por motivos de su profesión, gastan mucho las brocas y se ven obligados a repararlas con frecuencia. Si ese es tu caso, te recomedamos que eches un vistazo a la siguiente galería con algunos de los mejores afiladores de brocas automáticos que se pueden encontrar actualmente en el mercado:

Comprar afilador de brocas manual

En el otro extremo de la balanza, nos encontramos con los afiladores de brocas manuales, que, aunque requieren un cierto trabajo de nuestra parte para el proceso de afilado, también resultan mucho más baratos que los modelos eléctricos. Por tanto, al requerir una menor inversión, su uso está más extendido entre el usuario medio y no profesional, que solo necesita afilar sus brocas de forma muy esporádica.

¿Cómo se usa un afilador de brocas manual? Por norma general, el proceso consiste en acoplar el afilador al taladro, ya que este será el que se encargue de realizar la rotación para poder afilar nuestras brocas. Con el taladro girando, nosotros introduciremos la broca a través del orificio del afilador, para poder ir pasándola por la piedra de afilar hasta obtener los resultados deseados.

Del mismo modo que hemos hecho con la otra tipología, aquí también te vamos a presentar una selección con algunos de los mejores afiladores de brocas manuales para que, en caso de necesitar uno, puedas hacer la compra fácilmente y en pocos segundos:

Afilar brocas de forma manual

El segundo método, el afilado de brocas manual, no utiliza la ayuda de ningún aparato, y es el más complicado de realizar, pues el ángulo de la broca dependerá totalmente de nosotros. Ya te advertimos que no es fácil cogerle el truco a la primera, por lo que es probable que eches a perder algunas brocas hasta que tengas más práctica y te familiarices con el proceso (es mejor utilizar brocas viejas que ya no sirvan para practicar).

Leer  ¿Por qué los cuchillos de queso tienen dos puntas?

A continuación, te explicaremos en qué consiste este método, dividiendo el proceso en varios pasos para afilar brocas manualmente:

  1. Utilizar una plantilla. Necesitaremos una plantilla para saber la posición en la que colocar la broca. Las plantillas más recomendables son las de metal, pero también es posible fabricar alguna en plan casero con otros materiales, como por ejemplo, madera. La punta de la broca que queremos afilar debe sobresalir ligeramente de la plantilla, pero quedar firmemente ajustada por ambos lados para evitar movimientos indeseados que echen a perder todo el proceso.
    Es posible que, una vez que ganemos experiencia en el afilado de brocas manual, no necesitemos usar plantillas para dar con el ángulo de colocación idóneo para las brocas. Hasta entonces, es mejor ir sobre seguro con la plantilla.
  2. Usar una esmeriladora o mola de afilar. La herramienta básica que utilizaremos será la esmeriladora de banco, preferiblemente, un modelo de mesa que nos facilite el trabajo. Con todo listo, podremos encender la mola, e iremos acercando la broca con la plantilla. La mecánica es sencilla, pues con una mano sujetaremos la plantilla, mientras que con la otra moveremos la broca hacia adelante y hacia atrás en la esmeriladora. Durante este proceso, hay que ir rotando la broca en el sentido de las agujas del reloj lentamente mientras se afila. Para conseguir los mejores resultados, hay que procurar que los bordes queden lo más simétrico posible.
  3. Enfriar la punta regularmente. Finalmente, si el proceso de afilado se alarga, será necsario ir enfriando regularmente la broca para evitar que las temperaturas se disparen y se estropee. Bastará con sumergirla en un recipiente con agua para que se enfríe, y podremos continuar afilando según los pasos que hemos descrito.

Cómo afilar brocas fácilmente: vídeos y consejos

Si es la primera vez que vas a realizar este proceso, quizás necesites un poco más de ayuda. Por suerte, vivimos en la era de la información, y cualquier cosa que necesitemos saber estará solo a un par de clics de ratón. En el caso que nos ocupa, podemos buscar vídeos sobre cómo afilar brocas para que nos sirvan de guía y referencia durante esta tarea. En YouTube hay decenas de ellos, y nosostros te hemos traído uno con interesantes consejos que podrían resultarte útiles:

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.